Entrevista a Juan Ranera

Juan Ranera es el nuevo director adjunto de Esclatec, que toma el relevo a Xavier Caballero, que había sido director desde la creación del servicio. Ranera, ingeniero de profesión, era el responsable del Departamento de I+D+I2 de Esclatec.

¿Cuándo empezaste a trabajar en Esclatec? ¿Por qué decidiste formar parte de un proyecto de estas características?

Empecé a trabajar en Esclatec hace más de diez años. Desde que dejé la universidad, mi sueño siempre había sido trabajar en un departamento de investigación e innovación. Cuando realicé la primera entrevista, con Pere Teixidor, el ingeniero que trabajaba en aquel momento como responsable del Departamento de Investigación, y me explicó todos los proyectos que desarrollaban en Esclatec, ¡me gustó mucho! Cuando fui al centro y vi a las personas que trabajaban allí y todo lo que hacían, entendí la magnitud del proyecto. Me entusiasmó. Era la oportunidad de hacer investigación y a la vez ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida. Creo que, como ingeniero y como persona, no podía pedir más. El reto era complicado y reconozco que me lo pensé mucho por el grado de responsabilidad que exigía, pero por dentro estaba muy feliz de que existiera un proyecto como este y de tener la oportunidad de colaborar.

En Esclatec apostáis por la ingeniería inclusiva. Explícanos un poco de qué se trata.

La ingeniería inclusiva es una forma de pensar, una forma de trabajar distinta e, incluso, una forma de vivir. Es todo lo que está relacionado con el diseño universal, un diseño inclusivo, pensado para todo el mundo. Este enfoque holístico e innovador constituye un reto creativo y ético para nuestros ingenieros y diseñadores.

 

Todos los prototipos y productos que llevamos a cabo desde Esclatec están pensados para que después puedan ser montados por personas que tienen diferentes capacidades. Nosotros adaptamos el trabajo a las capacidades del nuestros trabajadores, que son muchas, pero que a veces necesitan un enfoque diferente de lo habitual. Para hacerlo posible, desarrollamos herramientas y adaptaciones, capacitamos a las personas y las empoderamos.

 

La ingeniería inclusiva que nosotros practicamos se trabaja tanto en el desarrollo de productos, pensados principalmente para mejorar la calidad de vida de las personas, como en la metodología de fabricación. La ingeniería inclusiva debe hacer accesible el mundo, un mundo entendido desde su diversidad humana.

¿Crees que en las universidades se intenta transmitir esta filosofía (ingeniería inclusiva)?

Creo que cada vez hay más conciencia sobre este tema. Hace unos años nos invitaron a la Universidad de Lovaina (Bélgica) a realizar una ponencia dentro de un congreso europeo que llevaba como título “Engineering for Society”. Pudimos escuchar todas las iniciativas que se están llevando a cabo en este sentido. Fue una experiencia muy agradable poder compartir nuestro proyecto y recibir felicitaciones de los asistentes por nuestra trayectoria y nuestra forma de hacer. Debemos hacer visibles nuestro trabajo y esfuerzo, que deben servir también para contribuir a hacer una sociedad más inclusiva.

¿Cuáles son los proyectos propios por los que estáis apostando actualmente desde el Departamento de I+D+I2?

Desarrollar un producto nuevo implica un esfuerzo muy importante y si tenemos en cuenta los recursos con los que contamos, haber conseguido hacer una media de un proyecto nuevo por año es realmente destacable.

 

Ahora es el momento de focalizar todo este esfuerzo y este aprendizaje. En estos momentos estamos trabajando en el nuevo Mercar, el carro de la compra eléctrico.

¿También ofrecéis servicios a las empresas?

Sí, en Esclatec estamos especializados en montajes electrónicos y mecánicos. Tenemos un taller de montajes de ruedas desde el que ofrecemos servicios a Bicing, por ejemplo, y un taller especializado para realizar todo tipo de montajes electrónicos. El Departamento de I+D+I2 actualmente ofrece servicios de mantenimiento en pisos y edificios domotizados. También llevamos la gestión del Ateneu de Fabricació de Gracia, del Ayuntamiento de Barcelona, un espacio de creación y formación, vinculado a las nuevas tecnologías de fabricación digital.

¿Qué valor crees que puede aportar Esclatec a las empresas?

Considero que uno de los elementos diferenciadores de Esclatec es el apoyo de un equipo técnico capaz de realizar montajes complejos y de resolver el diseño de productos de los clientes o colaborar con ellos. A veces nos solicitan asesoramiento técnico o diseñar una parte de un producto. Este apoyo de nuestro Departamento de I+D+I2 es un valor añadido que el cliente tiene a su disposición, y genera confianza. Esto nos diferencia de otras muchas empresas.

 

Además, cada vez más las empresas buscan visualizar sus valores colaborando con entidades sociales o causas generadoras de impacto. Los departamentos de responsabilidad social corporativa se fijan más en entidades como la nuestra, con una trayectoria y unos objetivos sociales determinados, para llevar a cabo sus políticas.

 

Además, el hecho de ser un CEE sin ánimo de lucro nos permite ofrecer una serie de beneficios fiscales a empresas que necesitan cumplir con la Ley General de Discapacidad (LGD/LISMI).

¿Cuáles son los retos de futuro del centro?

Esclatec es ya un centro referente en el sector que ha apostado por la tecnología como herramienta para la inclusión laboral. Una apuesta muy arriesgada, sobre todo cuando empezamos. Hemos consolidado nuestra capacidad de innovación a través de los proyectos que hemos llevado a cabo y nuestra experiencia en la adaptación de los puestos de trabajo para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Hemos demostrado que hay más alternativas de trabajo, si se rompen con las convecciones preestablecidas.

 

El reto ahora es crecer y poder ofrecer más oportunidades laborales a personas con discapacidad que deseen trabajar en este sector. Debemos hacer llegar al mercado los productos que consideramos que tienen más potencial y estar atentos a nuevas oportunidades de negocio.

 

Las colaboraciones con otras empresas y entidades serán clave en los próximos años para potenciar nuestra marca y llegar a un mercado más amplio. Considero que estamos en un punto en el que tenemos que dar un paso adelante, y necesitamos nuevas alianzas para seguir y consolidar nuestro proyecto con la ayuda y el compromiso de todo el mundo.

 

Somos una entidad con un potencial profesional muy bueno y con una trayectoria admirable, y creo mucho en las personas con las que tengo el placer de trabajar cada día.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Ir al contenido